Casa / Arte / El barroco en Brasil por Rosangela Vig
Fig. 7 -Iglesia de San Francisco, Salvador, Bahia, datos de entrada, a continuación el coro. Fotos: Sandra Santana.

El barroco en Brasil por Rosangela Vig

También se puede escuchar este artículo en su propia voz artista Rosangela Vig:

 

Rosangela_Vig_Perfil_2

Rosângela Vig es Artista Visual y Profesora de Historia del Arte.

El barroco en Brasil por Rosângela Vig

El día alegre triste;
El silencio de la noche preocupada;
El esplendor del sol todos eclipsado;
Y las farolas de luz retracción.
(MATOS en MASSAUD, 2000, p.50)

En medio de la palabra y se retraen, las palabras de Gregorio (1623-1696) impresiones de su tiempo perpetuado. Su irreverencia y su espíritu, a menudo embotado, le llevan al exilio, en Angola. Pero tal vez, el más grande poeta del barroco brasileño, nació en Bahía del siglo XVII, ajuste a la tarea de reflexionar acerca de las incertidumbres de su tiempo. Su poesía religiosa revela deseos la sublimación espiritual y pide perdón; Revolución de las emociones; y, sobre todo, tradujo las ajuizamentos de un período dividido entre el misticismo medieval y del renacimiento del escepticismo.

Armoniosamente, en medio de antítesis y paradoja, sus reflexiones se preguntan; desconfortam; las inquietudes del alma, pensamientos y dudas entre razón y fe. En Brasil, en medio de una conciencia literaria en formación, Literatura barroca comenzó oficialmente, en 1601, con la publicación del poema épico prosopopeya de Bento Teixeira. Pero el barroco llegó primero a manos de los jesuitas, inicialmente comprometidos con la enseñanza de la moral y la religión, la población. Aquí, un Brasil colonial, el estilo tomó las fuerzas entre los siglos 18 y 19, Cuando ya había sido abandonado en Europa. Según eruditos, se identificaron cuatro etapas en el barroco brasileño, definido por la presentación, la riqueza de detalle y el uso de colores y adornos. En la última, el denotavam ya evidencia de ornamentos rococós, con flores, lazos y conchas.

Fig. 1 – Pelourinho, Salvador, Bahia. Foto: KamilloK.

Fig. 1 -Picota, Salvador, Bahia. Fotos: KamilloK.

La presencia del arte barroco fue más notable en los principales centros urbanos, donde construyeron iglesias, donde imágenes talladas y pintadas, con el sentido primario de reafirmación del cristianismo. La compleja ornamentación estética y la grandeza de detalles vinieron a ilustrar la enseñanza de valores en la población, a través de la comprensión de la religiosidad. Como una consecuencia, comprometidos con la fe cristiana, los jesuitas se extensión finalmente a estética Europea. Directamente influenciado por el barroco Portugués, el estilo de, por aquí, tuvo características diferentes, en varias regiones donde.

Fig. 2 – Centro Histórico, vista do Lar Franciscano, Salvador, Bahia. Foto: Site Guia Geográfico - Jonildo.

Fig. 2 -Casco antiguo, vista de la casa franciscana, Salvador, Bahia. Fotos: Guía geográfica sitio – Angelica.

En Brasil barroco diferente, en regiones como en Pernambuco, Bahia, Río de Janeiro y Minas Gerais, enriquecida por el oro y por caña de azúcar, como ejemplos de estilo, las iglesias con esculturas sofisticadas y alambre de oro, hecha por grandes artistas. Por otra parte, en lugares como São Paulo, con menos riqueza, quedaron obras sencillas, hecho por los artistas menos conocidos.

Muchos paulistas, organizado expediciones llamados banderas, rumbo a las ciudades de Minas Gerais, en busca de gemas y oro, estancamiento de, con esto, el desarrollo de la región, lo que justifica la sencillez de las piezas, los materiales utilizan e incluso la cantidad de edificios de estilo barroco. Este período, en São Paulo, son el convento de Nossa Senhora da Luz, donde actualmente es el Museo de arte sacro.

Entre las regiones que más prosperaban con azúcar, es Pernambuco. La riqueza del arte barroco, su capital, Recife, protector de los dos Clérigos de la iglesia de Pedro São. El trabajo se inició en 1728 y terminó sólo en 1782.

En el período de la colonia de Brasil, el azúcar también enriqueció la Bahia, que, en el siglo XVII, era considerada la región más rica de Brasil. Su capital, Salvador, También fue la capital del país. Ali, en la ladera del Pelourinho, entre las casas adosadas del siglo XIX, es el más conocido y uno de los conjuntos arquitectónicos más importantes de Salvador: la iglesia de la tercera orden de St Francis (Fig. 3), la iglesia de San Francisco (Fig. 4) y el convento de San Francisco. En la plaza central, frente al edificio, el crucero (Fig. 4), típico de los edificios franciscanos, hace sitio para el conjunto de. En la fachada de la iglesia de la tercera orden (Fig. 3), fueron tallados en piedra, las flores, Los Ángeles, los Santos y los elementos mitológicos, en medio de una exuberancia de líneas y remolinos. En la iglesia de San Francisco, la exuberancia no es diferente. La belleza de la fachada también cuenta con las características particularidades del barroco, pero la rica decoración interior (Figuras 6, 7, 8, 9 y 10), justificar el título de una de las diez iglesias más bonitas de Brasil. La abundancia de detalles y la preciosidad de sus superficies, incluyendo el techo, las columnas y las paredes, Hay ranuras oro incluyendo Ángeles, aves, en medio de las flores, los frisos y arcos. En el altar, la imagen ilustra el aspecto de Cristo estigmatizado a San Francisco, Fue tallado en 1930, por el artista Pedro Fernandez de la Bahia (1896-1970) 1, Siguió estrictamente las normas y técnicas del barroco. El azulejo es también elemento decorativo y armoniza perfectamente con el conjunto de, que muestra episodios de la vida de San Francisco, Pasajes de la Biblia, paisajes y escenas. Los azulejos también adornan el pasillo que comunica con la sacristía y el acceso al convento (Figuras 12 y 13) y muchas de las escenas representadas son contenido edificante.

El crecimiento de Río de Janeiro, en el siglo XVIII, con la exportación de oro de Minas Gerais. La ciudad sirvió como un lugar de intercambio para Portugal y, en 1763, se convirtió en la capital del país. Ali, entre las iglesias de estilo barroco, son de la tercera orden de St Francis de la penitencia; el San Francisco de Paula (Ordem Terceira do Carmo); Santa Cruz y el ejército, en cuya fachada neoclásica influye. En estas y otras iglesias en la región, Montacargas de, esculturas y altares pasaron por las manos del minero Valentim da Fonseca e Silva (1745-1813). Conocido como Mestre Valentim, el tallador y escultor, acumulado también la función del urbanismo planificación y fue responsable del diseño del paseo, en la ciudad de Rio de Janeiro, donde también son varias de sus esculturas.

En Minas Gerais, Oro condujo el desarrollo de muchas ciudades, Cómo Diamantina, Sabará, Mariana, Tiradentes, São João Del Rei, Manaus, Catas Altas, Congonhas do Campo, Ouro Preto, la antigua Vila Rica, y varios otros pueblos mineros. Esta región, vivió el apogeo del arte, en el siglo XVIII, con influencias de otras regiones de la Colonia y Portugal. Para algunos estudiosos, la estética se desarrolló, Se consideraba un estilo separado. La situación en el campo, minas de hecho el transporte de materiales, incluyendo los azulejos. Con los intérpretes improvisaron con lo que estaba en la región, técnicas y materiales ellos y combinados modificados, tanto en la construcción, como en la pintura, o en decoración de interiores. Na escultura, un buen ejemplo de ello es el uso de piedra natural, abundante en las minas. Entre los muchos edificios, Es responsabilidad de las iglesias de nuestra Señora del Pilar y de St Francis de Assisi (Fig. 16), en Ouro Preto.

Entre los nombres que la pintura barroco trajo explotación minera, Cabe recordar Manuel da Costa Ataíde (1762-1830), conocido como Mestre Ataíde. Y, en la escultura, Distinguió Antônio Francisco Lisboa (1730-1814), nuestro estimado Aleijadinho, que también era arquitecto y decorador. Terminado en 1810, la iglesia de San Francisco, contó con la presencia de los dos artistas, transformó la construcción, en una verdadera obra maestra. Recordando muy atrevido de Andrea Pozzo 2, 3, en su fresco en la iglesia de San Ignacio, en Italia, Maestro Ataíde demostró no sólo un gran talento, pero un conocimiento profundo de perspectiva y fuga. La imagen que se abre, en el techo de la iglesia, diseña la escena más divina, en el que la Virgen María, rodeada de Ángeles, parece mirar a la tierra, con expresión serena. Los tonos de luz y oscuridad y el uso de colores puros, reforzar los contrastes, típico del barroco. La verticalidad y la perspectiva perfecta conducen a la mirada a los cielos. Todos, en la escena, parece moverse al mismo tiempo, como si fuera en vivo.

Es de Antônio Francisco Lisboa 4, el diseño e implementación de la igreja de São Francisco. En piedra natural, sus esculturas adornan el frente de la iglesia y, tanto los altares, como en la decoración del techo de la capilla, líneas curvas están presentes, los motivos florales, Los Ángeles, las cintas y los Santos. Como no hay dorados en capa, el efecto final es el de ligereza, en el entorno. De Aleijadinho, son también que las esculturas importantes de la ciudad de Congonhas do Campo, pero hay obras del artista en iglesias y museos de Ouro Preto (Figuras 17, 18 y 19). En sus imágenes, el sacudimiento y exagerada, aclarar los rasgos barrocos más grande, fue la idea de movimiento y la exaltación de los sentimientos. En su párroco de la Natividad, la adoración de Cristo crece en ternura, la posición del carácter, de rodillas, con las manos juntas, en la dulce expresión. Su movimiento acentúa el adorno del vestido, esa mirada que pasta para el cuerpo, formando pliegues. La imagen, es estática, parece estar en plena acción. Sus notables obras merecen todo el reconocimiento, no sólo por belleza, pero tal vez, más por su historia de vida. La misteriosa enfermedad que, a 39 años, Antônio Francisco Lisboa involucrados, llevó a los movimientos de las manos. A pesar de graves discapacidades, el avance, las herramientas fueron atadas, manos atrofiadas, y así las más bellas esculturas, el arte brasileño se reunió.

Arte brasileño, son dignos de ser recuerdan de la prehistoria, con sus sitios arqueológicos y de arte indígena, evidencia del alto grado de sofisticación, cada, digno de un capítulo. Pero fue en el barroco que presenció el florecimiento de la cultura brasileña, que reúne las influencias europeas a una sociedad en formación. Aquí, la creatividad encuentra campo y creado nuevo disfraz. Usted puede traducir esta, por lo que dice Kandinsky (1991, p. 89),

Con los años me di cuenta de un trabajo hecho con el corazón, con el pecho oprimido (causando dolor de espalda) con una tensión de todo el cuerpo, no es suficiente. Esto simplemente puede agotar el artista, pero no es su tarea. El caballo lleva a su jinete, con fuerza y velocidad. Pero es el piloto que conduce el caballo. El talento lleva al artista a altas cumbres, con fuerza y velocidad. Pero es el artista que domina su talento. Esto es lo que constituye el elemento consciente del trabajo – lo llaman lo que usted quiere. El artista debe conocer sus dones y, como un empresario prudente, no se debe dejar una mínima parte de ellos destruido u olvidado; A diferencia de, tu deber es explorar, mejorar cada una de estas parcelas a la medida de lo posible.

El arte siembra encantos y hace maravillas de cosecha, porque el artista, por el momento, Escuché a explorar la parte inferior sus habilidades, Escuché su colegio creativo expuesto, dominación de los objetos que su tiempo le ofreció. Y que fue revelado el espíritu ya creativo brasileño, en el Brasil colonial. El talento del artista permitió el campo de la forma y permitió revelar la originalidad de su guión. Es lo que hace el arte más hermoso.

Extrañas maravillas
Cierto genio mortal jamás intentada!
Ideas animadas
En el nuevo, más fantasía rara!
(COSTA, 2014, p. 143)

1 Escultor Pedro Ferreira:
www.SciELO.br/SciELO.php?script = sci_arttext&PID = S0104-87752008000200010

2 Andrea Pozzo, Barroco:
www.obrasdarte.com/barroco-by-Rosangela-Vig

3 Andrea Pozzo:
www.sabercultural.com/template/especiais/IgrejaSantoInacio

4 Antônio Francisco Lisboa:
www.museualeijadinho.com.br

Museo Aleijadinho

Para los amantes del arte y la cultura, el Museo Aleijadinho es el símbolo del espíritu de un artista que ha dedicado su vida al arte, exaltando la religión y la fe.

Situado en Ouro Preto, en el estado de Minas Gerais, en la Plaza de Antônio Dias, las cuentas del Museo, no sólo con obras del gran maestro del barroco nacional, pero otros artistas, muchas veces anónimos, que ayudó a construir un pedazo de historia de la cultura brasileña.

Creado en 1968, por el padre Francisco Barroso Filho, Obispo emérito de Oliveira, el objetivo inicial era reunir y dar a conocer la parroquia. El nombre del Museo, Fue en honor de Antônio Francisco Lisboa, constructor del Santuario de Nossa Senhora da Conceição. Parte del circuito, la matriz de Nossa Senhora da Conceição, la iglesia de St. Francis de Asís y la iglesia de nuestra Señora de la misericordia y gracia.

Sitio web del Museo:
www.museualeijadinho.com.br

Presidente del Museo:
Canon Luiz Carlos César Ferreira Carneiro, Párroco y Rector del Santuario de Nossa Senhora da Conceição.

.

.

Te Gustó?? Deja un comentario!

.

Ven con nosotros, Recibe las últimas Noticias por e-mail:

Referencias:

BAYER, Raymond. História da Estética. Lisboa: Editorial Estampa, 1993. Tradução de José Saramago.

COSTA, Da de Cláudio Manuel. Poemas seleccionados. Rio de Janeiro: Nueva frontera, 2014.

FARTHING, Stephen. Tudo Sobre a Arte. Rio de Janeiro: Sextante, 2011.

GOMBRICH, E.H. A História da Arte. Rio de Janeiro: Editora Guanabara, 1988.

KANDINSKY, Wassily. Olhar sobre o Passado. São Paulo: Ed. Martins Fontes, 1991.

Massaud, Moisés. La literatura brasileña a través de Textos. São Paulo: Ed. Cultrix, 2002.

PROENÇA, Gratis. Descubriendo la historia del arte. São Paulo: Routledge, 2005.

SANTA ROSA, Kiran Schilaro. Relieves y curvas – el barroco en Brasil, siglos 17-19. Rio de Janeiro: Editorial Pinakotheko, 2003.

.

Las figuras:

Fig. 1 – Picota, Salvador, Bahia. Fotos: KamilloK.

Fig. 2 – Centro histórico, vista de la casa franciscana, Salvador, Bahia. Fotos: Guía geográfica sitio – Angelica.

Fig. 3 – Igreja da Ordem Terceira de São Francisco, Salvador, Bahia. Fotos: Sandra Santana.

Fig. 4 – Iglesia de San Francisco, Salvador, Bahia. Fotos: Sandra Santana.

Fig. 5 – Iglesia de San Francisco, Salvador, Bahia. Fotos: Sandra Santana.

Fig. 6 – Iglesia de San Francisco, Salvador, Bahia, Interior. Fotos: Sandra Santana.

Fig. 7 – Iglesia de San Francisco, Salvador, Bahia, datos de entrada, a continuación el coro. Fotos: Sandra Santana.

Fig. 8 – Iglesia de San Francisco, Salvador, Bahia, detalles interiores. Fotos: Sandra Santana.

Fig. 9 – Iglesia de San Francisco, Salvador, Bahia, detalles de la sacristía. Fotos: Sandra Santana.

Fig. 10 – Iglesia de San Francisco, Salvador, Bahia, detalles del altar de Santa Ifigenia. Fotos: Sandra Santana.

Fig. 11 – Iglesia de San Francisco, Salvador, Bahia, detalles de la sala capitular. Fotos: Sandra Santana.

Fig. 12 – Iglesia de San Francisco, Salvador, Bahia, Claustro convento. Fotos: Sandra Santana.

Fig. 13 – Iglesia de San Francisco, Salvador, Bahia, datos de. Fotos: Sandra Santana.

Fig. 14 – Nossa Senhora da Conceição da Praia, Salvador, Bahia. Fotos: Rhea Sylvia Noblat.

Fig. 15 – Iglesia de Boa Viagem, Salvador, Bahia. Fotos: Rhea Sylvia Noblat.

Fig. 16 – Iglesia de St. Francis de Assisi, Ouro Preto, Minas Gerais. Fotos: Franck Camhi.

Fig. 17 – São Jorge, Aleijadinho, Museo Aleijadinho, Ouro Preto. Fotos: Aldo Aguilar.

Fig. 18 – Reyes Magos en Belén, Aleijadinho, Museo Aleijadinho, Ouro Preto. Fotos: Aldo Aguilar.

Fig. 19 – Pastor de Belén, Aleijadinho, Museo Aleijadinho, Ouro Preto. Fotos: Aldo Aguilar.

.

.

Comentarios

También se puede escuchar este artículo en su propia voz artista Rosangela Vig:   El barroco en Brasil por Rosangela Vig el día alegre triste; El silencio de la noche preocupada; El esplendor del sol todos eclipsado; Y las farolas de luz retracción. (MATOS en MASSAUD, 2000, p.50) En medio de la palabra y se retraen, las palabras de Gregorio (1623-1696) impresiones de su tiempo perpetuado. Su irreverencia y su espíritu, a menudo embotado, le llevan al exilio,…

Resumen de Reseña

Coherencia
Cohesión
Contenido
Claridad Textual
Formateo

Excelente!!

Resumen : Valorar el artículo! Gracias por su participación!!

Valoraciónes : 4.75 ( 13 votos)