Casa / Arte / MUSEO FRIDA KAHLO, por Rosângela Vig

MUSEO FRIDA KAHLO, por Rosângela Vig

Rosângela Vig é Artista Plástica e Professora de História da Arte.

Rosângela Vig es Artista Visual y Profesora de Historia del Arte.

Renuévate.
Renacido en ti.
Multiplica tus ojos, para ver más.
Multiplica tus brazos, sembrar todo.
Destruye los ojos que han visto.
Crea otros para nuevas visiones.
Destruye las armas que sembraron.
Olvidar cosechar.
Siempre se el mismo.
Siempre otro.
Pero siempre fuerte.
Siempre lejos.
Y dentro de todo.
(MEIRELES, 1995, Canción XIV)

ELLos sueños caben en un momento de pensar, en una noche dormida, en un tranquilo despertar, o en un reflexivo despertar. Los sueños pueden flotar en lo etéreo, bañar el cielo azul y aún descansar ampliamente en la punta de un alfiler. En su interior se engendran ideas, se construyen columnas, y la historia se construye poco a poco, a varias manos. Volar de la mano con un sueño es nunca volver a tierra firme; es desatar cuerdas; soltarse flotando dentro de una pompa de jabón, notar sus matices y quedarse dormido de soñar.

Publicidad: Bandera Luiz Carlos de Andrade Lima

Dentro de ese sueño el Surrealismo nos hizo despertar. Dentro de el, el artista Frida Kahlo también una vez soñé y hoy, un museo en honor a este gran artista se construye en suelo brasileño, llevando consigo nombres de artistas brasileños. Creación del proyecto para el Museo Frida Kahlo (MUHFK) fue diseñado por Vera Itajaí, también comisario de la colección, en la ciudad de Curitiba, en el estado de Paraná.

Dándose cuenta de esta idea, la colección del museo, que se esta montando, ya tiene mas de 200 obras, cuidadosamente seleccionado por la curaduría. En todos ellos está presente el impactante rostro del artista mexicano, elementos de sus obras y de su época. El contraste del color y el monocromo de Francisco Machado (Fig. 1) muestra una Frida contemporánea. También es un contrapunto que queda claro en Frida de Kenzo Kuroda. (Fig. 2), con dos mundos diferentes, uno de los sueños y el otro real. La Frida seria de João Ribeiro (Fig. 3) parece tener los ojos perdidos en su tiempo.

Bajo la mirada de la acuarela, Ivani Ranieri (Fig. 4) destacó el rojo, que revela tanto la fuerte personalidad de Frida que el mundo ha conocido. También por las huellas de la acuarela, Fatima Lourenço (Fig. 5) destacó no solo a la notable Frida, pero también reveló un color del país del artista. Y luego está Frida de Esther Poroger (Fig. 6), en medio del verde, con sus túnicas habituales. La elegante Frida de Ana Bittar (Fig. 7) tiene en su hombro un pequeño representante de la fauna, quien también fue protagonista de obras del artista mexicano.

De la mano de un gran impulsor del proyecto y artista, Roberto Rodrigues, las diversas Fridas en sus versiones y en sus momentos. En la figura 8, la luz tenue y azulada del artista mexicano tiene recortes rectos, recordando una obra de Cézanne. En la figura 9, una reinterpretación del propio trabajo de Frida, tiene los mismos principios que el cubismo, con recortes y pegamento. en imágenes 10 y 11, Roberto Rodrigues dejó en exhibición en dos versiones, su visión e interpretación de la pareja, Frida y su amado Diego Rivera, también artista.

A través de monocromo (Figuras 12 y 13), João Moro dibujó piezas y extractos de la época y la vida de Frida. Hay elementos de sus obras, personas que han pasado por su vida como si el tiempo no se hubiera detenido. O espectro de Frida (Fig. 14) con colores puros que toman forma, pero no mezcles hacer la obra de francisco borges laranjal. El rostro de la artista poco iluminado arroja luz sobre su apariencia pálida, reforzado por colores umbráticos.

Además de las pinturas, en sus variadas formas de expresión, La colección del museo alberga collages y esculturas., que se puede visitar en el enlace www.museu-muhfk.org. Además de la visita, el museo invita a los artistas a formar parte también de la colección, con tus fridas.

.

Referencias:

MEIRELES, Cecília. Cânticos. São Paulo: Moderno Editorial, 1995.

.

Renuévate. Renacido en ti. Multiplica tus ojos, para ver más. Multiplica tus brazos, sembrar todo. Destruye los ojos que han visto. Crea otros para nuevas visiones. Destruye las armas que sembraron. Olvidar cosechar. Siempre se el mismo. Siempre otro. Pero siempre fuerte. Siempre lejos. Y dentro de todo. (MEIRELES, 1995, Canción XIV) Los sueños caben en un momento de pensar, en una noche dormida, en un tranquilo despertar, o en un reflexivo despertar. Los sueños pueden flotar en lo etéreo, bañarse…

Resumen de Reseña

Excelente!!

Resumen : Valorar el artículo! Gracias por su participación!!

Valoraciónes : 4.8 ( 5 votos)

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*